La subversión de la lluvia La subversión de la lluvia
Clásicos inolvidables Clásicos inolvidables
Verde Verde
Pichis Pichis


Educar sin culpa

Géneros (+)/ arrow Psicología/ arrow Educar sin culpa

Educar sin culpa

No se disponemos de stock sobre este producto

Si evitamos que nuestros hijos se frustren, evitamos que crezcan y que maduren. De nosotros los adultos depende reaccionar sin miedo y sin culpa, con amor, pues frustrar es educar. Así como el dolor, las frustraciones son inevitables si se quiere vivir a plenitud. Lamentablemente, el cansancio y el estrés nos dejan a los padres desgastados emocionalmente y sin fuerzas para limitar las demandas de nuestros hijos. Es imprescindible, entonces, que padres, y también docentes, identifiquemos las causas de nuestro desgaste para así recuperar el entusiasmo por educar y retomemos nuestro rol. Tras años de una fructífera experiencia como padre, psicólogo y conferencista, Alejandro De Barbieri ha escrito Se plantean soluciones prácticas y sencillas, con ejercicios y preguntas que se pueden discutir en familia y en el aula, para cambiar de actitud y dar lugar a la frustración sin miedo ni culpa. Porque no podemos exonerar a nuestros hijos del esfuerzo que implica ser felices..

Editorial: Sudamericana
ISBN: 9789974713956
Peso: 300 grs.

Buscar por: palabra género isbn editorial

Búsqueda por autor

Ingresar a su cuenta

Cambiar moneda


Suscríbase a nuestro boletín de noticias

Click en "me gusta" para seguirnos en Facebook

Títulos destacados

Pichis Pichis URU $260.00
Clásicos inolvidables Clásicos inolvidables URU $390.00
Verde Verde URU $360.00
La subversión de la lluvia La subversión de la lluvia URU $320.00

Ayudas

Categorías populares

 

entrelibros.com.uy

EntreLibros es una librería virtual, pero fundamentalmente se propone ser un espacio de intercambio cultural. En el siglo en que entramos el desarrollo se medirá principalmente por la evolución cultural, encuadrada en ella, la evolución tecnológica y científica. Y no hay evolución cultural sin mejoramiento del propio ser humano. Y no hay mejoramiento sin intercambio.